Ecografía de pie y tobillo

Podólogo deportivo. Barrio salamanca

Una infiltración consiste en administrar un medicamento en una determinada zona de nuestro cuerpo mediante una inyección, con el objeto de que tenga una acción local, limitada a la zona donde se deposita. Se diferencia de las inyecciones habituales (intramusculares en glúteos u hombros o subcutáneas como la heparina) en que este último tipo persigue que el medicamento administrado sea absorbido por el organismo para obtener una acción generalizada.

La eficacia de una infiltración depende enormemente de la precisión con la que con la aguja lleguemos exactamente a la zona lesionada para depositar allí el medicamento

Entre las muchas ventajas de las infiltraciones ecoguiadas destacan:

  • Consecución de una mayor tasa de curación (al depositar la medicación con precisión en la zona dañada)

  • Mayor rapidez en la actuación de la medicación (menos infiltraciones a realizar)

  • Necesidad de administrar una menor dosis (al no tener que rellenar de medicación una gran área)

  • Mínimas complicaciones derivadas del “pinchazo” al evitar dañar con la aguja vasos y nervios cercanos o en trayecto hacia la zona lesionada

Su cita de forma rápida y segura